3.9.07

Una cicatriu a la sorra


Todas esas ocasiones en las que escogemos no comprender, no ver, no oír, no contestar, no olvidar y no perdonar se acumulan y llenan de cristales el suelo. Yo me corté con los cristales que no supe barrer a tiempo.
La verdadera historia de Sara James. Gloria Méndez