19.2.08

Extraordinaria acción de comunicación. FEM Monòlegs

La esclerosis múltiple es una enfermedad grave, no nos engañemos, y como muchas enfermedades crónicas, las personas que la padecen han de vivir cargando con esta mochila. Subrayo la palabra vivir como sinónimo de sentir, luchar, tropezar y caer en el camino, volver a levantarse y seguir esta andadura hacia no sabemos dónde ni para qué, pero a la que nos agarramos con uñas y dientes, quizás por que la vida es lo único que tenemos, lo demás son complementos que nos ayudan a sobrepasar los baches o a entorpecernos el viaje.
Por deformación profesional, durante estas semanas, he estado siguiendo los pasos de una acción de comunicación que me ha impactado, tanto por el diseño de su estrategia como por el desarrollo de toda la campaña hasta llegar al objetivo cognitivo de la acción.
Normalizar, normalizar sin tener que usar la pena o el victimismo como herramientas para cambiar actitudes o concienciar a la sociedad. Sensibilizar, sin tener que usar imágenes agresivas o testimonios desgarradores, que sólo sirven para minimizar nuestras propias miserias. Difundir, sin tener que crear un sentimiento de culpa. Comunicar, mirando el problema a la cara, de tú a tú.
Felicidades a la gente de FEM Monòlegs, por el trabajo bien hecho, por el éxito merecido que han tenido y gracias por la lección que nos han dado.
El mensaje fue claro desde el primer monólogo:
“llegaré, como tú, adónde tenga que llegar, sólo que a mi me costará más, pero llegaré”