10.8.10

Amistat


Mira, ha entrado mayo,
ha extendido su párpado azul sobre el puerto.
Ven, hace tiempo que no sé de ti,
se te ve tembloroso, como esos gatitos que ahogamos siendo niños.
Ven, y hablaremos de las cosas de siempre,
del valor que tiene ser amable,
de la necesidad de arreglárselas con las dudas,
de cómo llenar los huecos que tenemos dentro.
Ven, siente en tu rostro la mañana,
cuando estamos tristes, todo nos parece oscuro;
cuando estamos fuertes, el mundo se desmigaja.
Cada uno de nosotros guarda algo desconocido de las vidas ajenas,
sea un secreto, un error o un gesto.
Ven y pondremos verdes a los vencedores,
saltaremos desde el puente riéndonos de nosotros mismos.
Contemplaremos en silencio las grúas del puerto,
porque estar juntos en silencio es
la mejor prueba de la amistad.
Vente conmigo, quiero cambiar de país,
dejar este cuerpo mío a un lado
y meterme contigo en una concha,
con nuestra pequeñez, como los bígaros.
Ven, te espero,
continuaremos la historia interrumpida hace un año,
como si no tuvieran un círculo más
los abedules blancos de la rivera.

Kirmen Uribe


… gràcies , us estimo

2 comentaris:

Isabel ha dit...

Núria guapa!sempre fa goig visitar el teu laboratori,qué bonic!!!

núria ha dit...

Aquest poema m’agrada molt i a vegades tens la necessitat de donar les gràcies d’una manera especial als amics que sempre, passi el que passi – i encara que no els hi demanis – veuen que els necessites i els tens al costat per donar-te una abraçada quan cal i de debó. Em sento afortunada