25.11.10

Dia Internacional contra la violència de gènere



Qui t’estima et farà patir ?


2 comentaris:

montse ha dit...

Et segueixo i en faig ressò.

Salut i endavant!!!

nomás por fun ha dit...

Pilar Romero de Tejada.
89 años. Viuda.
Junto a su marido, Alberto, con quien estuvo casada 60 años, nos recuerda que se puede aprender a amar con generosidad:

"Recuerdo haber sufrido mucho en mi infancia. Mi madre murió cuando yo tenía dos años. En el colegio les preguntaba a mis amigas qué sentían al abrazar a sus mamás. A los 10 años perdí a mi padre, que era mi referente.
Por aquel entonces estaba llena de carencias…y complejos. Me veía muy fea. En comparación con mis hermanas, que eran mayores, rubias y guapas, me sentía un bicho raro. Lo veía todo negro. Pero esto cambió a los 17 años, cuando conocí a Alberto. A su lado comprendí que yo no era feliz porque no me quería a mí misma. Por eso era tan dependiente de la aprobación ajena. Empecé a verme con otros ojos. Dejé de decirme cosas feas y comencé a sentirme mejor conmigo misma y a apreciar a las personas que me rodeaban. Así fue como poco a poco mi egoísmo fue sustituido por un amor generoso.

Alberto falleció en mis brazos hace casi dos años. Pensé que no sería capaz de soportarlo.
Pero no. Viví el duelo recordando la maravillosa vida que pasamos juntos. Él ha sido mi gran amor. Junto a él aprendí que nadie ni nada puede hacernos tanto daño como nuestros pensamientos. Y que lo importante es pensar qué podemos hacer nosotros por los demás. La vida nos ofrece lo que necesitamos para aprender a ser felices por nosotros mismos.
Si encuentras el bienestar dentro de ti, todo lo demás viene por añadidura. Y esto, que es muy fácil de decir, da para unos cuantos años de aprendizaje.”

Extractado de El Pais 08/08/10

Admiro a Pilar i a Alberto.
Y a tots els que conjuguen units els verbs amar i respectar.