29.4.11

Dia de la dansa


En el amor hay siempre un poco de locura; pero también hay siempre un poco de razón en la locura. Y yo, que soy amigo de la vida, pienso que las mariposas, las pompas de jabón y los hombres que son como ellas son los que más saben de felicidad. Zaratustra se pone a llorar y a cantar cuando ve revolotear a esas almas ágiles, locas, encantadoras y volubles. Yo sólo creería en un dios que supiera bailar. Y cuando vi a mi demonio lo encontré serio, grave, profundo y solemne; era el espíritu de la pesadez. El es el que hace que las cosas caigan. No se mata con la cólera, sino con la risa. ¡Venga! ¡Matemos el espíritu de la pesadez! Desde que aprendí a andar no hago más que correr. Desde que aprendí a volar no espero que me empujen para moverme de un sitio. Ahora soy ligero, ahora vuelo, ahora me veo por debajo de mí, ahora baila un dios por medio de mí.

Así habló Zaratustra

… ¡Venga! ¡Matemos el espíritu de la pesadez!

1 comentari:

Ignasi ha dit...

Nietzsche va deixar escrita la millor lloança de la dansa.
Tu reculls i comparteixes l'emblemàtica frase:

"Només puc creure en un deu que sabés ballar"

Estimes la dansa... i la fas estimar.