1.5.13

1 de maig

No reclamen como los pájaros
apenas unos mendrugos
que de a poquito les tiran
porque son la alegría de un momento.

Para el alto vuelo,
eso no basta,
conquistad la harina y la levadura,
las herramientas y el trigal,
y seréis dueños del pan de cada día
y recién podréis dormir tranquilos
sin pedir nada a nadie.


Etelvina Astrada