20.5.13

Tots els sols


Todos los soles al amanecer siguen un poco dormidos, aletargados, indolentes.
Se mofan del fuego del día que les espera, del rostro de los hombres, de la muerte y de las guerras.
Todos los soles al amanecer son como niños grandes que se burlan del tiempo.

Philippe Claudel