6.11.13

Els avis

Un abuelo es un hombre que no tiene hijos y por eso le gustan los hijos de los otros. Los abuelos no tienen nada que hacer, a no ser estar allí. Cuando nos llevan a pasear, caminan despacio y no pisan las flores bonitas ni los gusanos. Nunca dicen: ¡Vete de aquí!, ¡Te vas a dormir!, ¡Ahora no! ¡Te vas a pensar a tu cuarto! Normalmente son gordos, pero lo mismo consiguen abrochar nuestros zapatos. Saben siempre lo que nosotros queremos. Sólo ellos saben como nadie la comida que nosotros queremos comer. Los abuelos usan anteojos y a veces hasta consiguen sacarse los dientes. Los abuelos no precisan ir al peluquero porque son pelados o están siempre con los pelos prolijitos. Cuando nos cuentan cuentos no se saltan partes y no les importa tener que contar la misma historia varias veces. Los abuelos son las únicas personas grandes que siempre tienen tiempo para nosotros. No son tan débiles como dicen, a pesar de que se mueren más veces que nosotros. Todas las personas deben hacer lo posible para tener un abuelo, sobre todo si no tienen televisión.

Text d'una nena de 8 anys publicat a Jornal do Cartaxo, Brasil.