28.3.13

Ara

Ara que ja de tanta cosa torno...
No em pregunteu, que no sabria dir-vos
per quina brida m'he sentit lligada.
El cor encara vol tornar a gronxar-se
desbocat a les barques de la fira;
i dic que sí, que en mi tot clama d'esma
cap aquella petita esbojarrada.
...I ja no sóc sinó una dona absorta,
amb la veu i el riure que s'aturen.

Clementina Arderiu



26.3.13

Experiència


La experiencia es lo que logras
cuando no consigues lo que quieres

Randy Pausch

22.3.13

Colors

21.3.13

Dia de la poesia

18.3.13

Un tempus fugit


Per sempre no és pas lluny.
Per sempre és ara.
El que és lluny és tornar.

Francesc Garriga

17.3.13

Moments

la vida
val només per moments
inesperats d’intensa
felicitat que no podem
fer nostra del tot
ni retenir-la gaire estona.

Joan Vinyoli

12.3.13

Compte enrere

Desde hace un tiempo
no siento lo mucho que me das
y sólo me fijo en lo poco que dejas de darme.
Creo que me he convertido en un saco roto
que alguien inútilmente trata de llenar con semillas
que caen al agua donde se ahogan y mueren
como los desdichados que se arrojan desde los puentes.

Osvaldo Ulloa

... avui, em patinen les idees

10.3.13

Un minut de silenci, un minut d’emoció




Marina Abramovic i Ulay van començar una intensa historia d’amor en els anys 70. Quan es van adonar que la relació s’acabava, van decidir caminar la Gran Muralla Xinesa, començant cadascun d’un extrem diferent. Es van trobar a mig camí per a donar-se una última gran abraçada i no es van tornar a veure mai més.
El 2010, Marina va presentar una performance en el MoMA. Es tractava de compartir un minut de silenci amb tota persona anònima que s’assegués al davant d’ella. Ulay va aparèixer sense que ella ho sabés i això és el que va passar ...

8.3.13

No, no sóc cap àngel

No, no sóc cap àngel jo
m’han sortit ales
per escampar la boira
si s’asseu al meu costat
un cor que bategui gebre

... ja n’he tingut prou de boirines grises

8 de març



… segueix quedant molt per fer

7.3.13

Política emocional

Los doctores llevan siglos equivocándose:
el corazón se sitúa más bien a la derecha,
tiende siempre a posturas conservadoras.
No sé por qué,
pero he visto más de mil ejemplos,
lleva a la gente a decir casa, mío, patria.

El corazón
no tiene sitio fijo pero tiende,
ya digo,
a la derecha.
No importa lo que pienses.
Él cree en la propiedad y llora por celos,
busca estabilidad,
lo olvida todo
por una certeza falsa de calor;
defiende el país, la familia,
y en cuanto te descuidas
se lanza a veleidades con anillos.

Y ahí nosotros, siempre en lucha
por demostrar que sigue estando,
como afirman los latidos,
a la izquierda.

Laura Casielles

2.3.13

Vine

" Primavera ven
y cúrame el invierno "


... seu al meu costat i abraça’m

1.3.13

Qué me cuentas

Entre los africanos, cuando un narrador llega al final de un cuento, pone su palma en el suelo y dice: aquí dejo mi historia para que otro la lleve. Cada final es un comienzo, una historia que nace otra vez. Así se abrazan quien habla y quien escucha, en un juego que siempre recomienza y que tiene como principio conductor, el deseo de encontrarnos alguna vez completos en las palabras que leemos o escribimos
María Teresa Andruetto